logomania

RUTA: SANTAMARTA - CABO DE LA VELA (Guajira) 

Por Federico Durán - Actualizado en (15/05/2017) - En vehículo propio.

Este camino le permite ver la maravilla de la naturaleza: mar, nieve y desierto ubicados a pocos kilómetros de distancia en la misma zona del país. Cuando se comienza el viaje por la Troncal del Caribe, desde Santa Marta hasta la Guajira sorprende la cercanía del mar con las cumbres nevadas de la Sierra pero, a medida que se va recorriendo el camino, se descubre que más asombroso aún, es la cercanía que hay entre la nieve y el desierto.

 

Esta transición tiene un lugar simbólico en Palomino, límite departamental del Magdalena con La Guajira. Allí, la mirada al sur se sumerge en los picos blancos de la ‘montaña intertropical más alta del mundo’ y la mirada al norte, se proyecta a la ‘tierra fecundada por los rayos del sol ardiente’.

El horizonte se tiñe de arena a partir de Camarones. Los granos de polvo dorado se derraman a lo largo de vastas planicies. Arropan los valles aluviales. Cubren y descubren lagunas convirtiéndolas en pantanos que alojan flamencos rosados y garzas blancas.

Sigue al norte. Llega a la Alta Guajira y conforman dunas donde se acumula transitoriamente la arena antes de desbordarse sobre los acantilados de la costa noroccidental, en forma de cascadas que caen al mar.

Antes de abandonar la península colombiana, se detiene en un lugar sagrado para los wayuú, se trata del destino de esta ruta: el Cabo de la Vela, sitio donde los difuntos, acompañados por las almas de los animales sacrificados en los velorios, ascienden al Jepira, la tierra de los indios muertos.

DETALLES DE LA RUTA

Al oriente de Santa Marta –ciudad turística situada en una de las más hermosas bahías del mar de las Antillas–, después de atravesar la zona portuaria, la Troncal del Caribe asciende por la zona amortiguadora de la Sierra Nevada de Santa Marta, muy cerca del litoral del mar Caribe.

En este segmento están en su orden Mamatoco, Bonda, Calabazo, La Revuelta, Zaino, Guachaca y Puerto Nuevo. Despues viene Buritaca, el cual se ha convertido en un parador ideal para hacer una primera escala si dispone del tiempo. Además de ofrecer almuerzos para todos los gustos y presupuestos, tambien ofrece multiples planes turísticos para el día. Paseos adentrandose en la desembocadura del río, alquiler de carpas y playas agradables para pasar la tarde. Cuenta con un gran parqueadero, que aunque un tanto primario y agreste, bien puede dejar el vehículo mientras hace el recorrido para conocerlo.

Luego viene el descenso hasta Palomino, corregimiento ubicado en inmediaciones de la zona costera, en los límites departamentales de Magdalena y La Guajira, un lugar de parada obligada pues con un poco de suerte se puede ver parte de la estructura de la Sierra Nevada, incluidos sus dos picos cimeros, el Simón Bolívar y el Cristóbal Colón.

Palomino se ha convertido en un sitio frecuentado por "jovenes mochileros de todo el mundo". Cuenta con hostales y restaurantes para todos los presupuestos y en los alrededores de su playa turística se encontrará con jovenes provenientes de toda europa e infinidad de juventud suramericana que viene no solo en busca de su foto en el extremo norte del continente, sino tambien en busqueda de deportes extremos y divertidos que se ofrecen en la zona de la desembocadura, que es digna de visitarse y hasta navegarla sobre inmensas llantas que flotan en el rio, servicio que ultimamente es de los más solicitados.

La autopista continúa por amplias llanuras en las que tiene que traspasar los valles aluviales de los ríos Palomino, Ancho, Cañas y Jerez, para atracar finalmente en Camarones, un caserío de pescadores, cubierto de ciénagas, zonas de mangle, playones salinos y una cadena de lagunas donde permanecen la mayor parte del tiempo los famosos flamencos rosados.

Al salir del poblado, en dirección norte, un tramo de la vía recuerda, por sus impresionantes proporciones y por el tamaño de la señalización, su antigua vocación de pista aérea; y luego, con sus dimensiones habituales, llega hasta Riohacha, la capital departamental.

Desde allí es posible acceder a los dos caminos que conducen al Cabo de la Vela, al carreteable que sigue la orilla del mar, en Mayapo y que por las inclemencias del clima sólo puede ser utilizado durante los meses de diciembre a febrero, y a la recta que conduce a Cuatro Vías, con acceso permanente. (Recomendada)

Como su nombre lo indica, en el entrecruce Cuatro Vías se encuentran las carreteras hacia Maicao, al oriente; El Cerrejón, al sur; Santa Marta, al occidente, y Uribia, al norte. Esta última vía es pavimentada y discurre paralela a la carrilera del tren que conecta El Cerrejón con Puerto Bolívar, en Bahía Portete.

Durante los 82 kilómetros que hay que transitar por la carretera entre Cuatro Vias y San Martín, 45 de los cuales son destapados en condiciones aceptables, es probable que se encuentre con el imponente ferrocarril de 100 vagones que transporta diez mil toneladas de carbón hacia el puerto.

Así, acompañado por el sonido de la locomotora, se llega al desvió a San Martín, al camino que aterriza en el destino final, el Cabo de la Vela para el visitante, y la tierra de los indios muertos para los wayuú.

Un saludo... y buen viaje!

 




Otras contribuciones:

¿Como visitar el cabo de la vela?
Sin vehículo propio o en bus

Cabo de la Vela, La Guajira
Escrito por: Chris / June 10, 2016
Traducido por: Anna

En el año 1499 un español llamado Juan de la Costa fue el primero en ver la costa del desierto de La Guajira. Él descubrió el cabo barrido por el viento que hoy en día es conocido como Cabo de la Vela, Jepira para los Wayuu, habitantes indígenas de los desiertos de la Guajira. – Junto al Golfo de Paria en Venezuela, el Cabo fue uno de los primeros lugares visitados por los europeos en el continente sudamericano. Y ahora, más que medio milenio después, europeos, junto a otros turistas y viajeros de todo el mundo hacen un viaje similar para vivir la experiencia en el Cabo de la Vela – la comunidad pequeña en la costa se está volviendo una parada muy popular en el circuito de mochileros por Colombia. Cabo de la Vela aún no está inundada con viajeros en este momento (aunque pueda llegar a ser muy lleno en temporada alta) pero generalmente es visto como un lugar bastante importante en una aventura por Colombia. Entonces, para hacer tu vida más fácil si estas planeando visitar a Cabo de la Vela (lo cual realmente debes considerar), aquí hay una guía completa para viajar a Cabo de la Vela, La Guajira – como llegar, que hacer, donde quedarse, comer, beber… ¡todo completo!

Como llegar al Cabo de la Vela:

Viajar al Cabo de la Vela no es complicado, pero puede ser un poco extenso – si empiezan desde Santa Marta o Riohacha hay 3 vehículos diferentes involucrados en el transporte al cabo del desierto… ¡pero no se asusten, para eso estoy yo! Pueden hacer un tour todo incluido al Cabo de la Vela, pero es mucho más bonito y ofrece más libertad y flexibilidad viajar de manera independiente. Entonces acá va la guía de cómo llegar allá, paso por paso:

Paso 1 – Necesitan un bus a Riohacha: lo más seguro es que estén empezando en Santa Marta o Palomino (la mayoría de los viajeros toman esta ruta), si están en Santa Marta tomen un taxi a la gasolinera en la vía principal afuera del pueblo y pregunten por un bus a Riohacha, y si están en Palomino esperen en la carretera principal a un bus que vaya en esa dirección (a la derecha, si están viendo el mar de frente), y pregunten por el precio. Desde Santa Marta deberían ser unas 3 horas y media y costar unos 30.000 COP, desde Palomino es como una hora y media, y debería costar unos 10.000 COP (Nota: una buena regla para viajes en buses colombianos es que para cada hora de viaje son aproximadamente 7.000 COP).

Paso 2 – Cuando lleguen a Riohacha, pidan al conductor que les deje donde salen los colectivos a Uribia – esto son básicamente un par de calles con unos conductores de taxis compartidos en dirección a la capital Wayuu Uribia, el punto de salida para viajes al norte del desierto. Son carros grandes y viejos al estilo Cadillac con espacio para 4/5 personas más el conductor – hay bastantes y salen cuando estén llenos. Al llegar muchos conductores se les van a acercar y ofrecer su carro – pregunten primero por el precio, e intenten no pagar más de 15.000 COP (un precio al que normalmente bajan, especialmente si usan el clásico “mi amigo me conto que pagaron…”) Se demora un poco más que una hora para llegar a Uribia, pidan el conductor que les deje donde salen los colectivos a Cabo de la Vela.

Paso 3 – En Uribia necesitan conseguir una camioneta de 4×4 publica para llegar a Cabo de la Vela: hay que negociar los precios pero prepárense a pagar entre 15-20.000 COP para el viaje, el cual se debería demorar entre 1 hora y media y 2 horas. Esas camionetas no son para nada de lujo: en mi última visita en diciembre estuve en la parte trasera con 3 otros viajeros junto con 10 personas de la comunidad local, más un montón de cajas, cosas personales y una cabra, en una área planeado para máximo 6 personas. ¡Pero todo eso es parte de la magia! Esas camionetas se pueden demorar hasta llenarse para salir, entonces hay que tener mucha paciencia.

Si siguen estos 3 pasos deberían de ser capaces de llegar al Cabo de la Vela sin problemas. Aquí hay algunos consejos adicionales para que funcione mejor (además de un consejo clave para el retorno)

Consejo 1: Empiecen este viaje temprano desde su punto de salida – con demoras y tiempos de espera para los colectivos para que se llenen se puede demorar todo el día para llegar al Cabo, y la conexión en Uribia es menos fiable después del mediodía – si llegan a Uribia después de las 3pm, busquen un hotel!

Consejo 2: Si llegan de Valledupar, necesitan una pequeña variación para este viaje – necesitan buscar un colectivo por unos 30.000 COP a ‘Cuatro Vías’ (el cruce que lleva a Valledupar, Riohacha, Uribia o Maicao), después busquen por un taxi compartido a Uribia por unos 4.000 COP y 30 minutos. Luego sigan el paso 3 como está escrito arriba y ¡todo bien!

Consejo 3: Cuando quieran salir de Cabo de la Vela, avisen a su hostal y ellos pueden hacer una llamada para reservar un cupo de retorno en una camioneta para ustedes – esas camionetas salen solamente entre las 4-5am desde el Cabo…. ¡Así que pongan un alarma!

¿Dónde quedarse…?

Acomodación en el Cabo de la Vela:

¿Dónde quedarse en Cabo de la Vela? Esa es tu decisión: hay tantas opciones para una noche en este pueblo con una amplia gama de hostales básicos a cabañas en la playa. He visitado a Cabo dos veces y me he quedado en una cabaña básica tal como en una hamaca en un hostal – colgar una hamaca en un albergue en la playa debería de costar entre 10.000 y 20.000 COP dependiendo de la temporada (vacaciones nacionales, Semana Santa y Fin del año es cuando más se mantienen ocupados); también hay un hostal lindo en la playa llamado El Caracol (busquen por un edificio con 2 pisos), con hamacas por 10.000 y chinchorros por 15.000. También tienen habitaciones básicas por 30.000 COP.

La mayoría de los lugares que ofrecen acomodación también ofrecen comida (más sobre eso más adelante en el texto), e instalaciones básicas para bañarse – que todos los viajeros remilgados estén advertidos… casi no hay agua corriente en Cabo de la Vela; duchas se toman generalmente con un balde de agua de un tanque. Es fácil y realmente no tan grave, pero tal vez no para el mochilero precioso… ¡como quieran! De todas maneras, lo que realmente quiero decir es que es fácil encontrar acomodación en Cabo de la Vela… ¿¡pero que de comida y bebida!?

Comer y beber en Cabo de la Vela

Esta parte también es muy fácil… ¡a menos de que no les guste el pescado o sean vegetarianos! Hay muchos restaurantes pequeños en Cabo de la Vela, mayormente ofreciendo platos de pescado frito acompañado con arroz de coco y patacones. Eso vale normalmente unos 15.000 COP, y a veces hay langosta fresca que puede valer más como 25.000 COP (¡aun así no está mal para una langosta!). Desayuno es un huevo normal con pan y cuesta unos 5-7.000 COP, almuerzo y comida básicamente son variaciones de lo mismo. A veces hay carne de res o pollo disponible para unos 10.000, o cabra para más o menos lo mismo.

Para tomar, hay un montón de pequeñas tiendas que venden gaseosas o agua en botellas así como cerveza – estén advertidos, la cerveza es cerveza venezolana gracias a la importación simple de la frontera cercana: no es la mejor, y las botellas normalmente son más pequeñas pero vale solamente 1.500-2.000 pesos por botella, entonces realmente no es tan mal. Un consejo que tengo en cuanto a beber es este: sean realmente respetuosos con la cultura local – Cabo de la Vela es conocido como Jepira en Wayuunaiki, y es un lugar sagrado donde los almas de los Wayuu muertos vienen a descansar, entonces mantengan la borrachera y el sonido a un mínimo y sean respetuosos con la comunidad local.

Qué hacer en Cabo de la Vela:

Hay un montón de cosas que los mantendrán ocupados por un par de días en Cabo de la Vela: ¡es en la mayoría son las playas y el desierto! Estos son las mejores actividades en Cabo de la Vela:

– Visitar el Pilón de Azúcar y su playa: este cerro cónico al lado del mar es sagrado para los Wayuu y se puede subir en unos 15 minutos para una vista de 360° del desierto circundante y el mar Caribe. La playa es la más bonita del área sin tantas olas, agua caliente y arena bonita. Vale la pena hacer tiempo para un par de horas allí. Un mototaxi desde Cabo los puede llevar allá y luego los recogen por unos 8-10.000 COP (¡negocien!).

– El Faro: no es tanto un faro pero las vistas sobre el mar son bastante especiales, y la vista del atardecer desde allí es sin dudas una de las más hermosas de Colombia.

– Playa Ojo del Agua: a esta playa le dio el nombre una pequeña piscina de agua dulce ubicado en las rocas detrás de ella – en estos días la piscina no es nada impresionante y la playa, mientras vale una vista, no es tan linda como la Playa del Pilón.

La mayoría de los conductores de mototaxi ofrecen una visita a todos estos lugares por un par de horas, llegando a El Faro para el atardecer por un precio negociable por unos 25.000 COP – ¡es una buena opción si hay tiempo!

También pueden disfrutar algo de tiempo en el pueblo mismo: la playa y el mar directamente en frente de Cabo de la Vela tienen el agua más lindo y calmado que puedas ver en Colombia, y hay muchas tiendas pequeñas y personas vendiendo artesanía como las mochilas famosas de los Wayuu – esperen pagar muchos menos ahí que en cualquier otra parte (entre 40.000 – 70.000 dependiendo de la calidad de la mochila – pueden negociar, pero muestren algo de respeto con eso: las mochilas se demoran tiempo para hacer y son un ingreso importante en una región muy ocupada).

La otra actividad popular en Cabo de la Vela es kitesurfing; supuestamente es uno de los mejores lugares en el mundo para aprender cómo hacer eso, con clases por unos 80.000 COP por hora, y cursos completos están disponibles bajo solicitud. Al otro lado del pueblo hay unas escuelas de kitesurf donde normalmente pueden dormir en una hamaca como parte del precio del curso.

Cabo de la Vela también es la base de una visita al punto más al norte de América del Sur, Punta Gallinas – aquí hay una guía completa para viajeros para visitar a Punta Gallinas (¡lo cual realmente deberían hacer!)…

Consejos Extra para Cabo de la Vela:

La Guajira es una región desesperadamente pobre, que ha sido afectada por las sequías de Colombia – ¡en los desiertos más al norte no se han visto lluvias desde hace más que 3 años! Esto no significa que no lo deberían visitar; al contrario, los ingresos del turismo se están volviendo esencial para la economía de la región… pero POR FAVOR: sean respetuosos y conscientes de la situación en el departamento – ¡La Guajira no es el lugar indicado para volverse justificadores cuando sienten que están cobrando mucho o negociar demasiado! ¡Simplemente sean felices de tener el privilegio de visitar este medio ambiento único e impresionante y traten el lugar y la gente con el respecto que se merecen!

Escrito por: Chris / Traducido por: Anna


 


2017 © Colombiamania.com