logomania

RUTA: BUCARAMANGA - SANTAMARTA

Se inicia en descenso, que incluye un tramo en regular estado entre Rionegro y el Playón.Luego hay un trayecto corto que recorre dentro de Norte de Santander y pasa pronto al Departamento del Cesar. La primera población aquí es San Alberto, sede de una de las más importantes plantaciones de palma africana del país. A unos 55 Kms. de San Alberto se encuentra la entrada hacia la provincia y ciudad de Ocaña ( a unos 50 Kms. de la desviación, a la derecha; y después a Cúcuta, ambas en Norte de Santander). Fundada en l.572, cargada de historia colonial y republicana, merece visita si esos temas le interesan y si tiene una tarde para ello. Una conflictiva Convención dirimió aquí el primer choque entre bolivarianos y santanderistas. Hay templos interesantes y una bella catedral, varias casas notables y una sensación de que algo misterioso oprime a los ocañeros. Más adelante, en dirección a La Playa, se encuentra un conjunto denominado "Los Estoraques", columnas y paredes de formas extrañas provocadas por erosión eólica, que suele ser visitado por muchos curiosos.

Siguiendo por la ruta principal se pasa Aguachica y se llega a un caserío -El Burro- donde se desprende a la izquierda una carretera destapada que va a El Banco (sobre el río Magdalena) y de ésta a Mompox, por el mejor acceso terrestre a esta última. Puede hacer el último trayecto en ferry o en chalupa, bastante más agradable que la polvorienta carretera. Mompóx es la ciudad colonial más interesante a orillas del Magdalena, hoy recostada al lado de un cauce secundario. Fundada en l.537 - la primera de las fundaciones tierra adentro- posee calles preciosas, magnífica arquitectura y una artesanía en oro fuera de concurso. Recorra las calles del Medio, de Atrás y las Albarradas, las Iglesias de Santa Bárbara, la Concepción, Santo Domingo, San Francisco y San Agustín. Solicite que le permitan ver trabajar en alguno de los talleres de filigrana. Hay un buen hostal: "de Doña Manuela". Mompox celebra otra famosa Semana Santa.

De El Banco, que es un viejo centro minero cercano al sitio de la batalla de "La Humareda" ( con ella se selló la última gran guerra civil y la derrota de los radicales ), sale también otro camino hacia la Ciénaga de Zapatosa, formada por el río Cesar ( Club Náutico, varias islas pintorescas y buena pesca). Si quiere continuar por camino destapado pero avanzando terreno, siga a Chimichagua para salir luego a la carretera principal en Cuatro Vientos. Habrá ganado bastante tiempo. De lo contrario, retroceda al suroriente por donde vino para reencontrar la ruta original y por ésta enderece hacia el norte. Después de varias poblaciones llegará a Bosconia, de donde se desprende -a la derecha- la vía que conduce hacia Valledupar. Este es el camino que usted debe tomar si piensa seguir luego a La Guajira. (Ver mayores detalles en Región Caribe).


Valledupar es la capital del Cesar, muy antigua pero muy nueva, con unos pocos recuerdos coloniales ( Iglesias del Rosario y de la Concepción), un famoso festival anual de la "Canción Vallenata" (el vallenato es aquí todo un rito colectivo, a base de caja, acordeón pequeño y guacharaca, donde se cuentan largas historias a la manera de antiguos juglares). La gente es muy hospitalaria. La ciudad ha sufrido un desarrollo y modernización veloz, con las falencias típicas de estos procesos. En cercanías hay bellas reliquias arquitectónicas de pueblos viejos que apenas se mantienen en lento letargo (Badillo, Patillal). De Valledupar es más fácil emprender el ascenso a Nabusímake (fundada en l.780, centro institucional y cultural de los Arhuacos) en la Sierra Nevada de Santa Marta y a las cumbres de la misma, a que nos referimos en otro lugar.

Continuando por la ruta principal desde Bosconia, tiene aún un recorrido aproximado de 130 Kms. para llegar a su destino, pasando por varias poblaciones sin mayor interés, de las cuales merecen mencionarse Fundación, que fue por largo tiempo el centro de la zona bananera más importante del país; y Aracataca, cuna del escritor Gabriel García Márquez - Premio Nobel de Literatura- , donde quedan algunos recuerdos de su familia. A buena velocidad, en dos horas estará llegando a La Ye, frente al mar y al lado de Ciénaga, a las puertas de Santa Marta.


 


2017 © Colombiamania.com