GUERRAS CIVILES DEL SIGLO XIX (1839-1885)

1884 -1885

Los liberales radicales de Santander acusaron al presidente liberal Rafael Núñez, de interferir en los asuntos internos de los Estados. Núñez recibió apoyo de los conservadores y el resultado fue la formación del partido Nacional, que un año más tarde proclamaría la Constitución centralista de 1886. 1895 Con los conservadores en el poder desde 1886 y, según las acusaciones liberales, mediante un sistema fraudulento de elección, los liberales radicales buscaron por medio de esta corta guerra llegar al poder, pero el intento fracasó. 1899- Guerra de los Mil Días. Fue resultado de la división interna tanto 1902 del partido liberal como del conservador, y del rechazo liberal a las normas autoritarias de la Constitución de 1886. Un sector de los liberales buscó recuperar el poder, con la tolerancia de los conservadores, quienes veían en esta guerra civil una forma de librarse de los liberales y de unificar el conservatismo, al concentrase en defensa del poder legítimo.

1876 -1877

Durante la vigencia de la Constitución de Rionegro, que favorecía la autonomía de los Estados y la creación de poderosos ejércitos regionales en contraposición a la debilidad política y militar del gobierno central, hubo cerca de 40 guerras civiles regionales y sólo una nacional, la de 1876. Un sector de la oligarquía caucana afiliada al partido conservador y que buscaba recuperar poder económico y político, llamó a la guerra esgrimiendo de nuevo el problema religioso. Esta vez se trataba de neutralizar la educación laica proclamada por los liberales del Estado central. A su lucha se unieron los Estados de Antioquia y Tolima, también dominados por conservadores. El conflicto terminó negociado entre las partes. Presidente del pais durante el conflicto fue el liberal Aquileo Parra.

1859 -1862

Dividido el país con una estructura federalista, la guerra se inició en el Estado del Cauca contra el gobierno central. T.C. de Mosquera, líder de este levantamiento, buscaba acrecentar el poder del Estado del Cauca, el más grande del país. Su victoria lo llevó a la presidencia de la Confederación para el período 1860-1863. Una vez en el poder, continuó con la desamortización de los bienes de la Iglesia y proclamó la Constitución de Rionegro, que acrecentó el poder soberano de los Estados y redujo el del gobierno central. Fue la única guerra civil que pudo derrocar al gobierno establecido.

1854

Comenzó con el golpe de estado de José María Melo a José María Obando, en abril 17 de 1854. Dos grandes cuasas motivaron esta guerra civil: la primera tenía que ver con el proyecto liberal, la supresión de resguardos, ejidos y barreras proteccionistas para dar paso al libre cambio. Causó tal impacto que dividió a los liberales: los "gólgotas" defendían el libre cambio y los "draconianos", principalmente artesanos, defendían medidas proteccionistas. La segunda causa fue el enfrentamiento entre diversas fracciones del ejército, aristócratas y sectores de extracción popular. Estos últimos, liderados por Melo y buscando implantar ideas civilistas y democráticas, se aliaron con los artesanos que exigían los aranceles de protección. Tras el golpe, algunos generales crearon sus propios ejércitos y marcharon hacia Bogotá, en donde vencieron a Melo. Una de las principales consecuencias fue la reducción del ejército (requisito importante para que funcionara el federalismo).

1851

Estalló en el contexto de la proclamación de las primeras reformas liberales, especialmente las que involucraban la liberación de la mano de obra esclava. Los esclavistas del Cauca y Antioquia, conservadores en su mayor parte, y liderados por Manuel Ibáñez, Julio Arboleda y Eusebio Borrero, se enfrentaron al gobierno liberal de José Hilario López pare frenar el proceso de manumisión. La cuestión religiosa también fue bandera de los conservadores pare enfrentarse a los liberales.

1839 - 1841

Guerra de los Conventos o guerra de los Supremos. Tuvo su origen en Pasto, tras la supresión de conventos menores, llamados así por tener un pequeño número de congregados. El carácter religioso de la rebelión fue excusa para que se lanzaran a la guerra civil los caudillos liberales regionales, llamados los "supremos". Sus motivos: acrecentar su poder con rechazo al centralismo, o s implemente vengar alguna ofensa. La guerra pronto se expandió por otras regiones, e incluyó un conflicto fronterizo con el Ecuador, porque de allí dependía el clero de Pasto. Aquí la rebelión fue dirigida por José María Obando.


2017 © Colombiamania.com / Contáctanos /